Bukele pactó con la pandilla MS-13 en El Salvador, a cambio de apoyo electoral

Nayib Bukele y MS-13

Una investigación periodística del medio digital El Faro ha revelado que el Gobierno de Nayib Bukele de El Salvador negoció con la Mara Salvatrucha 13 (MS-13) beneficios penitenciarios a cambio de una reducción en el número de homicidios en el país.

El diario aporta registros de las visitas, fotografías y documentos oficiales redactados por funcionarios del Gobierno que apuntan a un pacto con los líderes de la pandilla, considerada organización terrorista por Estados Unidos.

Desde que hace un año llegó al poder del país centroamericano, Nayib Bukele ha presumido su política de “mano dura” contra la violencia de las pandillas gracias a la que logró bajar drásticamente el número de asesinatos.

Entre enero y mayo de 2019 se cometieron 1.345 homicidios en El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo. En el mismo periodo de 2020 la cifra fue de 519.

Los documentos dejan registro de lo negociado a lo largo de conversaciones y visitas a las cárceles durante varios meses de personal de confianza de Bukele.

En algunos casos fueron pequeños beneficios cotidianos, como permitir en las cárceles de pandillas la venta de productos de la cadena Pollo Campero, pizzas, pupusas o golosinas, o trasladar a los custodios que los pandilleros consideraban muy agresivos.

Otras concesiones más amplias fue juntar a miembros de pandillas contrarias en las mismas celdas, ablandar el régimen de máxima seguridad, derogar leyes o dar a los pandilleros nuevos “beneficios” en caso de que Bukele logre el control del Congreso en las elecciones de febrero de 2021.

A cambio de todo ello, la pandilla más numerosa del país se comprometió a cerrar “las válvulas” de asesinatos y a “apoyar” al partido oficial en las próximas elecciones, señalan los documentos de inteligencia penitenciaria a los que tuvo acceso El Faro.

Entre las comunicaciones interceptadas se escucha a los líderes encarcelados de la pandilla ordenar a quienes están en libertad que continúen “calmados”, porque hay diálogo con el Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *